Arquitectura

 
 

Palacio Arana:

Es un palacio del siglo XIX, exactamente del año 1852, como aparece en su inscripción. Se construyó sobre los restos de otro palacio y fue promovido por Juan Ramón de Arana.

Es un edificio de tipo francés, grande, de dos plantas más un ático abuhardillado que está claramente diferenciado de aquellas dos por una cornisa.

Edificio ecléctico de planta cuadrangular aparejado en sillería, cuya fachada principal presenta tres alturas superadas por impostes, en las que se ordenan cinco ejes de vanos; en el central se abre el acceso principal, protegido por un porche sobre columnas. Luce un escudo barroco de las familias Echaburu-Ibargúen y Basozabal gemelo al conservado en la Iglesia de San Nicolás.

Cuenta con un interesante jardín en su entorno que contiene árboles gigantescos.

Villa Eliza-Etxe o Palacio Viejo:

Es un edificio del siglo XIX que ha sufrido diversas reformas y reconstrucciones. Es alto, de tipo cúbico y se divide en tres plantas. Los muros son de mampostería a excepción de los esquinales y la definición de los vanos de excelente sillería.

Villa en cuyo jardín se conserva un escudo inédito en gusto barroco. En la parte trasera destaca el elemento más importante del edificio una escalinata de piedra que comunica el primer piso con la zona que da al rio.

Bodega neoclásica:

Perteneciente también a los Arana de la época es conocido como “caserío Bodega” porque todavia se conserva aún su bodega y tener un aspecto que no se diferencia excesivamente de un caserío tradicional de esta etapa. Fue construido por el Patrono de la anteiglesia Juan Ramón de Arana en 1846 como reza en la inscripción que en él encontramos.

Presenta una estructura similar a la de los caseríos tradicionales del siglo XIX, Una construcción neoclásica, de aspecto cúbico, cuyos muros son de mampuesto menudo, de tipo de lajas, reservándose los sillares en la definición de los vanos y en las esquinas.